Reciclado: una larga cadena de la cual todos somos parte

19 de agosto de 2016

La semana pasada, las Cooperativas de Recicladores Urbanos concretaron la recolección y la carga de 22 mil kilos de cartón que luego comercializaron a industrias del reciclado. Este es un logro articulado que nace de la separación de residuos que realizan todos los días los vecinos en su casa, el aporte de empresas locales de material, la correcta recolección de la Secretaría de Servicios Públicos y el trabajo de 70 cooperativistas que son acompañados en su labor por la Subsecretaría de Economía Social y Empleo y el Instituto para el Desarrollo Sustentable.
Las Cooperativas de Recicladores Urbanos alcanzan de forma mensual a recuperar 78 toneladas de cartón en la Planta de recupero del Complejo Ambiental, lo que representa el 39% del total de recupero, que suma 200 toneladas mensuales.
El material que se acopia proviene de la separación de residuos en el hogar y el aporte de material realizado por la Cámara de Supermercados de Rafaela, Sucesores de Alfredo Williner S.A y otras empresas de la ciudad, con quienes desde hace dos años las Cooperativas tienen un convenio, lo que implica un avance importante para la ciudad porque formaliza la recolección.
El beneficio de esta iniciativa es social, ambiental y económico, favoreciendo a los 70 recicladores urbanos que componen las cooperativas del Complejo Ambiental, además de desalentar la tala de árboles e impedir que el material se entierre en la celda del relleno sanitario.
El Instituto para el Desarrollo Sustentable, a través sus campañas de educación y comunicación ambiental, convenios con empresas e instituciones y la capacitación a los agentes municipales y recicladores urbanos, intenta generar procesos de mejora continua en el recupero de residuos, siendo uno de los objetivos más importantes reciclar cada día más y enterrar menos.

Hechos innovadores para destacar

La reciente creación del Instituto permite una mejor llegada a los actores de la sociedad. Dos hechos importantes, y que han repercutido favorablemente en la venta de material de las Cooperativas han sido, por un lado, un trabajo que se realizó con la empresa Marengo S.A. “Tenían 5.200 cajas de cartón con productos para decomiso, y en una labor articulada el Equipo Tutor de Cooperativas del Municipio, logró que miembros de las cooperativas acondicionen el material sacando por un lado lo que se podía reciclar y lo que no, y se recuperaron más de 5.000 kilos de cartón y cartulina corrugada que Marengo trasladó hasta el Complejo Ambiental”, explicó María Paz Caruso, la directora del Instituto.
Además, “las actividades llevadas adelante en la Rural con los Puntos Limpios es una forma de comenzar a separar en todos los ámbitos de nuestra vida, no solo en el hogar sino también en el trabajo, la escuela o como fue en este caso, en actividades comerciales o recreativas. Acá es importante destacar la labor de la Secretaría de Servicios Públicos que llevó los materiales de los Puntos Limpios a la Planta de Recupero. En este caso se juntaron más de 2.500 kilos de material recuperable, había tetra, papel, cartón, nylon, entro otros”, continuó.
Según explicó Caruso, “actualmente, la mayoría de las industrias de reciclado están en Rosario o Buenos Aires, lo que muchas veces baja la rentabilidad de las ventas, pero con la creación del Parque Tecnológico del Reciclado, donde se están instalando distintas industrias de este tipo, el costo de logística en algunos materiales bajará”.
Estos logros son posibles gracias a un trabajo en red entre diversas áreas del Municipio, pero también por el interés que cada vez muestran más actores sociales por aportar al trabajo diario de las cooperativas como así también trabajar junto al Instituto por el cuidado del ambiente.

Leave a Reply

(required)

(required)