Importante reconocimiento a la gestión local de cuidado del ambiente

12 de agosto de 2015

La Municipalidad de Rafaela fue galardonada con el premio “Escoba de Oro”, en mérito a campañas de cuidado del ambiente que lleva adelante a través del programa Rafaela+Sustentable, dependiente de la Secretaría de Servicios, Espacios Públicos y Medioambiente.

El acto de entrega, al que concurrieron el intendente Luis Castellano, junto con el diputado provincial Roberto Mirabella, el titular de la secretaría mencionada, Daniel Manera, el coordinador del programa de referencia, Alejandro Jurado, y Sergio Amaya, integrante del mismo programa,tuvo lugar en la Universidad ISALUD, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, este martes por la tarde.

Al respecto, el intendente Luis Castellano manifestó que “el cuidado del ambiente y el desarrollo sustentable es una política de Estado, y premios como este son un apoyo muy importante y un indicativo de que estamos en el camino correcto”.

“Entre la gran cantidad de derivaciones y de problemáticas que hoy nos toca afrontar a los municipios, el cuidado del ambiente es clave”, sostuvo el primer mandatario.

Cabe destacar que la Municipalidad de Rafaela compitió en la categoría B, correspondiente a municipios de entre 50.001 y 250.000 habitantes, con dos proyectos: “Campaña de recolección selectiva de los residuos especiales generados en el hogar” y “Campaña Escuela+Sustentable”. Nuestro municipio fue incluido en una terna integrada por la Municipalidad de Caleta Olivia (Santa Cruz), que concursó con los programas “Caleta SEPARA: recolección selectiva en la ciudad”, y “Gestión de Residuos Patológicos en Caleta Olivia para un ambiente saludable”; y la Municipalidad de Tafí Viejo (Tucumán), que propuso el programa “Organicamente Sustentable”.

Los programas rafaelinos concursantes

La “Campaña de recolección selectiva de los residuos especiales generados en el hogar” tiene por objetivos difundir la disposición de residuos especiales domiciliarios en el Punto Verde Móvil y en el Punto Verde Fijo, y gestionar de manera adecuada su tratamiento y disposición final.

Las toneladas recolectadas con este programa indican un incremento año tras año. Por lo tanto, se puede afirmar que el proyecto está en un proceso de mejora continua y contribuye a la sustentabilidad ambiental de Rafaela.

Se realiza a través de la recolección selectiva en los dispositivos mencionados, que recorren los barrios tres días a la semana para acopiar los residuos especiales del hogar que disponen los vecinos, y luego son trasladados a un depósito de la Estación de Residuos Clasificados hasta su traslado al Complejo Ambiental.

Los residuos informáticos se tratan en un taller de aparatos y eléctricos y/o electrónicos (PC, monitores, teclados, mouse, etc.). Allí se desarman y reparan, y las partes no recuperadas se trasladan al Complejo. Las PC recuperadas se donan a instituciones.

Los residuos correspondientes a aceite vegetal usado se trasladan y acopian en el Parque Tecnológico del Complejo, hasta su comercialización a una empresa que lo transforma en biocombustible.

La ropa usada es donada a talleres de costureras integrados por mujeres de sectores sociales vulnerables.

Los residuos especiales son acopiados en el depósito de la Estación de Residuos Clasificados y se trasladan una vez por semana a la parcela de almacenamiento de residuos especiales del Complejo.

Cada vez que se completa una carga, los residuos especiales son entregados a un gestor autorizado por la provincia para su tratamiento y disposición final en relleno de seguridad, y se entrega a la Municipalidad de Rafaela un certificado de disposición final.

Por su parte, la “Campaña Escuela+Sustentable” tiene por objetivo construir una red de escuelas respetuosas del medio ambiente y comprometidas con su territorio.

En 2014 se adhirieron 27 escuelas (de un total de 35), lo cual implica la presencia en 27 barrios. Se redujo en un 30% la presencia de puntos conflictivos en el manejo de residuos (veredas y calles sucias, parques sucios, lotes y baldíos con basura, etc.). Aumentó un 5% la participación de los hogares en la recolección de recuperables en la ciudad con respecto año anterior. Se incrementó un 2,6% el volumen de recolección de residuos recuperables. Creció un 15% la producción de la Planta de Recupero con respecto al año anterior.

El plan de acción abarca la presentación del proyecto a la escuela, la designación del grado o año participante, la presentación de la campaña a alumnos y docentes, la visita al Complejo Ambiental con el fin de favorecer la conciencia ecológica de los alumnos, una “ecoauditoría” de residuos en la escuela, la identificación de los principales residuos generados, el análisis del manejo de los residuos identificados (clasificación o no en origen, disposición inicial, etc.), y la elaboración de medidas correctoras a partir de los problemas detectados, como por ejemplo: colocación de cestos de residuos diferenciados en las aulas y patios, preparación de compostera para los orgánicos del comedor, clasificación en origen de los residuos recuperables, no recuperables y biodegradables, papeles blancos, especiales y orgánicos del comedor escolar.

También dispone la organización de una “patrulla verde”, conformada por alumnos que recorren el establecimiento verificando el cumplimiento de las medidas propuestas; “safari fotográfico”, que propone a los estudiantes salir al terreno, detectar situaciones de manejo conflictivo de los residuos y tomar fotografías (bolsitas de residuos sin clasificar, veredas y calles sucias, presencia de residuos en parques, lotes y baldíos, disposición inadecuada de los residuos de patio, etc.); aplicación de medidas como carteles y folletería confeccionados por los alumnos, con mensajes de prevención y concientización, entre otras acciones.

Acerca del premio

El concurso “Escobas de Plata, Oro y Menciones Especiales” tiene por objetivo distinguir aquellos proyectos y trabajos orientados a mejorar la gestión integral de los residuos, premiando los esfuerzos con el objeto fundamental de estimular los avances dirigidos a mejorar la calidad de vida de la población.

La edición 2015 del certamen es la séptima que se lleva a cabo en la Argentina, bajo la organización de la Asociación para el Estudio de los Residuos Sólidos (ARS), Miembro Nacional de la Asociación Internacional de Residuos Sólidos (ISWA, International Solid Waste Association), junto con la Universidad ISALUD (vinculada a la Fundación Instituto de la Salud, Medio Ambiente, Economía y Sociedad -Fundación ISALUD-), entre otras entidades colaboradoras.

El premio está dirigido a todos los municipios, organismos nacionales y/o provinciales, empresas prestadoras de servicios, consultoras, fabricantes de equipos y maquinarias para la gestión de residuos y aseo urbano, universidades públicas y privadas, institutos, organismos de investigación, organizaciones no gubernamentales y particulares; y diferencia cinco categorías: A (municipios de menos de 50.000 habitantes), B (municipios de más de 50.001 y menos de 250.000 habitantes -en el que se incluye a Rafaela-), C (municipios de más de 250.001 habitantes), D (organismos nacionales y/o provinciales), E (particulares, universidades y ONG), y F (empresas).

El origen de esta iniciativa se remonta al año 1987, cuando se llevó a cabo el primer certamen, que tuvo sus comienzos en la convocatoria de la Unión Europea dentro del Año Europeo del Medio Ambiente, y cuya organización fue encargada a ISWA y, en España, a su miembro nacional, la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos y Medio Ambiente (ATEGRUS), que realiza el concurso cada dos años desde 1990; en nuestro país, este evento se concreta en el marco de un acuerdo de colaboración recíproco con dicha entidad.

Acerca de los organizadores

La ARS es una asociación civil sin fines de lucro creada en junio de 1997 con el objetivo fundamental de promover investigaciones, estudios, intercambio de experiencias y desarrollo de tecnologías tendientes al mejoramiento de temas vinculados a la recolección, el transporte, el reciclado y la disposición final de los residuos sólidos.

Desde su ingreso como miembro nacional de ISWA, la ARS se estableció como el referente argentino de esta organización, manteniendo un vínculo fluido e intercambiando experiencias a nivel internacional en la búsqueda de soluciones a la problemática de los residuos sólidos.

Por su parte, la Universidad ISALUD es una de las más significativas instituciones nacionales en investigación, docencia, cooperación técnica y ediciones dedicadas a la salud, el ambiente y desarrollo, los alimentos y la nutrición, la administración, la economía y las políticas sociales. Constituye una entidad orientada por los principios y propósitos institucionales de la Fundación ISALUD que, en el marco de la más amplia libertad y pluralismo de pensamientos y disciplinas, procura profundizar el conocimiento de los principales problemas actuales y futuros de la sociedad y desarrollar las capacidades humanas tendientes a construir los medios para obtener mayor equidad y bienestar en la población.

La ATEGRUS, otra de las organizaciones colaboradoras, es una entidad de carácter no lucrativo constituida en 1974. Es miembro nacional y único representante en España de la ISWA, Clean World International (CWI) y Organic Reclamation Composting Association (ORCA). Hoy por hoy, este organismo ha conseguido erigirse como la asociación española más representativa del sector, con convenios de colaboración con las asociaciones sectoriales nacionales más importantes, así como con las principales asociaciones internacionales y con la Unión Europea. ATEGRUS centra su actividad en la protección del medio ambiente, contribuyendo a la puesta al día de las técnicas de gestión de residuos, aseo urbano y medio ambiente.

Leave a Reply

(required)

(required)