3 años de RAFAELA+SUSTENTABLE

5 de junio de 2013

La crisis global socio-ambiental, energética y económica, impacta en cada territorio de forma diferente, aunque sus causas estructurales son comunes. El sistema de extracción, producción, distribución, consumo y descarte es, tal vez, uno de los aspectos del modelo socio-económico que ofrece mayores oportunidades de transformación. El 5 de junio de 2010, hace ya tres años, la Municipalidad de Rafaela creó el Programa Rafaela + Sustentable, cuyo propósito es promover el desarrollo de actividades socioeconómicas  que ayuden a restablecer o regenerar la calidad ambiental y cerrar los ciclos de la materia.

El Programa, junto a sus instituciones socias, ha desplegado diferentes estrategias territoriales para fomentar el uso racional de los recursos (agua, energía, suelo, biodiversidad), la producción más limpia, el uso de energías renovables, eficientes y descentralizadas, la minimización, reutilización, reciclado y valorización de residuos, la incorporación de criterios de sustentabilidad en la vivienda y el urbanismo, los modos de desplazamiento más respetuosos con el entorno, la producción local de alimentos, la extensión del verde urbano diverso y autóctono, la promoción de hábitos y rutinas de consumo responsable. Pero también se ha preocupado por facilitar,  por ejemplo, la inclusión laboral de personas con capacidades diferentes o  la inserción educativa de jóvenes que no trabajan ni estudian. Y ha fomentado la creación de oportunidades de empleo y nuevos emprendimientos en el sector de la economía verde que, además de dar trabajo decente a jóvenes y adultos, implique las sostenibilidad en el tiempo de los bienes y servicios ambientales que aseguran la vida en el planeta.

En sus tres años de andadura, el Programa ha buscado difundir las responsabilidades socio-ambientales de ciudadanos y empresas, haciendo foco en una ciudadanía con derecho a disfrutar de un ambiente seguro y saludable y con la obligación del cuidado del ambiente para nosotros y para las próximas generaciones.

Estas estrategias, aplicadas al proceso de desarrollo de Rafaela y la región, implican una fuerte concertación entre el sector público y el privado, el sistema científico tecnológico y la comunidad. Se han dado muchos pasos: la implementación de emprendimientos referenciales (unidades demostrativas) impulsados por el sector público, la transversalización de las acciones emprendidas con liderazgos compartidos,  la apuesta a la calidad y la innovación, la adecuación del marco normativo, la participación social como herramienta de cambio, la búsqueda permanente de tecnologías adaptadas a la necesidades de la ciudad, y la mancomunión de esfuerzos regionales para solucionar problemas locales.

Han pasado tres años desde la creación del Programa, y los logros compartidos son realidades palpables.

DE RESIDUOS A RECURSOS

Una de las áreas en las que más aportes ha realizado el Programa es la gestión y transformación de los residuos. Ya hace varios años que la ciudad ha emprendido el camino de la reducción de residuos, la separación en origen, la reutilización y el reciclaje de los residuos sólidos, con una fuerte implicación ciudadana, institucional y empresarial. En 2010, no solo se sancionó una ordenanza que regula el sistema de gestión de residuos sólidos urbanos de toda la ciudad (la Ordenanza Nº4.404, de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos), sino que también se repensó todo el sistema, bajo la idea de que los residuos pueden convertirse en materias primas de otros procesos productivos, convirtiendo así los desechos en recursos. Se comenzó refuncionalizando la Estación de Residuos Clasificados (ERC), lo que supuso no solo convertirla en una de las más avanzadas de la región sino, sobre todo, incorporar la diferenciación de los residuos domiciliarios potencialmente peligrosos (que no se tratan en la mayoría de las ciudades, y suelen acabar en el relleno sanitario o vertederos a cielo abierto mezclados con el resto de los desechos). Se construyó un punto verde móvil, que recorre los barrios apoyando la recogida diferenciada de estos residuos. Ya son 6 los sistemas de recolección y recepción de residuos diferenciados: además de la ERC y el PVM, existe la recolección diferenciada de residuos domiciliarios, de restos de patio y poda, de papel usado de oficina y de aceites vegetales usados.

Este año, además, el Programa se propuso focalizar en otro grave problema: el de la generación desmedida de bolsas de plástico. Por eso, junto cn la Cñamara de Supermercados de la ciudad, se puso en marcha la campaña de Uso Racional de Bolsas Plásticas, que tiene como principal objetivo reducir su generación para minimizar el impacto ambiental, económico y paisajístico que producen. Los pilares de esta campaña son: promover el uso de la bolsa reutilizable para realizar la compra, fomentar la reutilización de las bolsas camiseta como bolsa de residuos y contribuir al financiamiento del sistema de reciclado recuperando la bolsa al final de su ciclo de vida.

También sigue en marcha el plan de reciclado de aceite vegetal usado: el aceite empleado en las frituras empezó a convertirse en biodiesel, un combustible que no contamina. Y se comenzaron a tratar los residuos electrónicos e informáticos, que pueden ser peligrosos para el medio ambiente: se creo un taller de valorización de componentes informáticos, que, con la incorporación de jóvenes capacitados en este “oficio verde”, se reduce la cantidad de “basura electrónica” que llega al relleno sanitario, porque lo que no se puede reutilizar en una nueva PC, se clasifica y se deriva a un gestor o empresa de tratamiento de residuos peligrosos autorizada para su reciclado o correcta disposición final.

Los resultados son muy alentadores: cerca del 80% de los hogares de Rafaela separan sus residuos, en recuperables (papel, cartón, metales, plásticos, vidrio, tetra), no recuperables y biodegradables (restos de patio y poda, restos de alimentos, etc.) y en residuos especiales (materiales de construcción, aparatos electrónicos, aceite vegetal usado, teléfonos celulares, aerosoles, etc.); 60 empresas e instituciones de la ciudad separan el papel de oficina y 100 locales gastronómicos y hoteleros el aceite vegetal usado;  450 vecinos visitan por día la estación de residuos clasificados y el punto verde móvil; se dispone de un relleno sanitario con una vida útil de más de 30 años. Todo el sistema emplea a más 250 personas, entre recolectores, recicladores urbanos, operadores de equipos, personal de mantenimiento, técnicos y profesionales. Todos los indicadores han mejorado: la generación de residuos se ha estabilizado, hay más residuos separados en origen, más residuos recuperados, menos residuos enterrados en la celda del relleno, más trabajo y nuevos emprendimientos. La planta de recupero y el relleno sanitario han optimizado su funcionamiento, logrando mayor eficiencia y productividad, y mejores condiciones de seguridad e higiene, no obstante queda mucho aún por mejorar.

Para profundizar la apuesta de la ciudad por la industria del reciclado, se creó en 2011 el Parque Tecnológico del Reciclado, que está en construcción, destinado al tratamiento y agregado de valor los residuos, evitando así su enterramiento en la celda del relleno sanitario. En él se destacan, en lo educativo, la Sala de Usos Múltiples construida con materiales reciclados; y en lo productivo, la Estación de Residuos Clasificados voluminosos, la Planta de biodigestión y biometano, la Planta de Tratamiento de Plásticos, la Planta de Chipeado y compostaje industrial, y la Planta de Tratamiento de Áridos, todas en obra. Entre los emprendimientos privados, ya está adjudicada la Planta de Tratamiento de Neumáticos (EMSADE), la Planta de Tratamiento de Aceite Mineral Usado (TANEX) y la Planta de Biocombustibles se encuentra en proceso de licitación pública.

MÁS EFICIENCIA Y RENOVABLES

El aspecto más “visible” del Programa es, probablemente, la promoción de energías complementarias o alternativas. Rafaela todavía depende de las energías contaminantes, como el gas y el petróleo, que se están agotando y contribuyen al calentamiento global y al cambio climático. Por eso, desde hace tiempo, la apuesta es buscar la eficiencia energética y promover el desarrollo de energías limpias. Es decir, diversificar la matriz energética y reducir la dependencia.

Se empezó por el alumbrado público: se están instalando semáforos que funcionan con LEDs (unas lámparas que consumen 8 veces menos energía que las convencionales), llegando al 50% del total de semáforos de la ciudad, también se están reemplazando las luminarias públicas por lámparas de bajo consumo, lo que supondrá un ahorro del 40% en el consumo de cada una.

Se han realizando obras puntuales, unidades demostrativas que, en un futuro, se podrán extender a todos los barrios. Es el caso de la Plaza Eva Perón: ahora, cuenta con luminarias LED y paneles fotovoltaicos; así, se usa la energía del sol para iluminarla.

La energía solar térmica es otra de las apuestas por una Rafaela + Sustentable. Y también empieza con un plan piloto. En 2011, se instalaron cuatro colectores solares térmicos para agua sanitaria, dos de ellos están siendo probados en el barrio de viviendas San José, y la idea es poder extender esta práctica a toda la ciudad a través de una marco regulatorio que promueva y facilite la instalación en unidades habitacionales que están en construcción. Esta fuente complementaria de energía permite que una familia tipo –cuatro personas- pueda contar con agua caliente gracias a la energía del sol.

Otra de las intervenciones ha sido la creación de la terraza verde en el Palacio municipal, como parte de la recomendación de ahorro energético que surgió de una auditoría energética al edificio municipal. Se trata de una cubierta ajardinada que ayuda a aislar térmicamente al edificio, y así disminuye el uso de energía para enfriarlo o calefaccionarlo.

También se trabajó en la revalorización de la Usina del Pueblo, por un lado restaurando el patrimonio histórico y cultural que nos permite recordar cómo se producía la energía en el pasado, y por otro desarrollando un itinerario educativo, enfocado desde la perspectiva de la educación ambiental.

Este tipo de energías, además de ser amigables con el medio ambiente, favorecen la creación de empleo verde. Por eso, el Programa, junto a sus socios, ha realizado jornadas de capacitación en estos temas: desde actualización sobre eficiencia energética, hasta un Plan de Energía Solar Térmica que incluyó la capacitación a empresarios, emprendedores, instaladores y técnicos de la construcción. Las empresas de la ciudad ya están incorporando este desafió, por un lado aplicando la metodología de auditoria energética para ahorrar y hacer un uso eficiente de la  energía, y por otro adhiriendo a los planes de producción más limpia para avanzar en el ahorro de materias primas, agua, energía y la reducción de la cantidad y toxicidad de las emisiones y residuos en la fuente.

NUESTRO VERDE URBANO

La promoción de la diversidad urbana ha sido otro de los ejes de estos primeros tres años del Programa R+S. En 2010 el programa “Rafaela te quiero verde” comenzó a incorporar en su plan de forestación la plantación de autóctonos –en una acción especial relacionada con el Bicentenario, llamada “200 años, 200 autóctonos”- que convocó a las empresas, instituciones y habitantes de la ciudad a apadrinar un ejemplar. Esta política continua, todos los años se plantan mas de 3000 ejemplares, donde aproximadamente el 50% son ejemplares autóctonos. El desafío para este año también consiste en avanzar en el cuidado de la salud de todos los árboles que existen en la ciudad.

Además se trabajó en la idea de un espacio integrador y productivo, y así surgió el Arboretum Takku, un arboretum de plantas nativas ubicado en un espacio de 4.000 m2 en el predio de la huerta orgánica de la Escuela de Formación Laboral Nº2082. Cuenta con 80 especies autóctonas, que son cuidadas por los alumnos de la escuela. Allí mismo se instaló el Monumento al Suelo, como un recordatorio de la importancia de cuidar este valioso recurso no renovable.

AHORRO Y USO RACIONAL DEL AGUA

En Rafaela, el acceso al agua para todos los habitantes es un desafío: los rafaelinos gastamos mucho más de lo que deberíamos, y la cantidad de agua que recibimos resulta insuficiente para abastecer a toda la ciudad. Por eso, el ahorro y el uso racional del agua se convirtieron en los nuevos ejes que trabaja el Programa R+S. Se está trabajando en dos ámbitos: en las acciones estructurales, tanto a nivel provincial como local, y en una campaña de uso racional y cuidado del agua, que tiene como objetivos la promoción de hábitos de uso responsable y solidario del agua. Además, y en paralelo, se está realizando la eco-auditoria e instalación de dispositivos de ahorro en mil instituciones y empresas, que son los grandes consumidores de la ciudad.

POR UNA NUEVA MOVILIDAD URBANA

A lo largo de estos tres años, también se buscó fomentar una nueva cultura de movilidad urbana. Una de las acciones fue la puesta en marcha de los primeros Caminos Escolares Seguros del país, en los que se busca que los chicos vayan a la escuela de manera autónoma, a pie o en bicicleta, tanto para brindarles más autonomía como para pacificar el tránsito a la entrada y salida de la escuela. El plan piloto se desarrolló en la escuela “Centenario de Rafaela” y, gracias a sus resultados positivos, se implementó en otros establecimientos.

Para favorecer una movilidad más amigable con el ambiente, se están realizando diversos trabajos en bicisendas, ciclovías y ciclocarriles de diferentes sectores de la ciudad. En total, el sistema integral de ciclovías y ciclocarriles tendrá una extensión de 65 kilómetros y conectará a toda la ciudad. Con esta intervención el Municipio apunta a generar un espacio público de alta calidad, propiciar el tránsito seguro, promover un medio de movilidad alternativo, accesible por su bajo costo y ecológico, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y fomentar la concientización y la participación en el cuidado del ambiente. Desde el Programa, junto a un grupo de jovenes autoconvocados de la ciudad (Rafaela en bici), se trabajara este año la campaña de promoción del uso de la bicicleta.

EDUCACIÓN AMBIENTAL

Un municipio puede hacer todos los avances imaginables en materia medioambiental, pero si los ciudadanos no se asumen como protagonistas, es probable que casi nada cambie. Por eso, en Rafaela se puso en marcha, en 2007, el Creando Conciencia, que se focalizó en trabajar por el desarrollo de hábitos y conductas ciudadanas responsables y respetuosas del medio ambiente en lo referente a residuos. Con la creación del Programa Rafaela + Sustentable, no sólo amplió su trabajo en torno a este tema, sino que se incorporaron nuevos ejes: el uso responsable del agua y la energía, el cuidado de la biodiversidad y el verde urbano, y la incorporación de nuevo hábitos de movilidad más sustentable.

ENTRE TODOS

Rafaela + Sustentable es el resultado de un trabajo colectivo, articulado y transversal, de un conjunto de instituciones del sector público y privado. También las organizaciones no gubernamentales y la sociedad rafaelina han sido protagonistas. Se han involucrado todas las secretarías y direcciones de la Municipalidad de Rafaela, el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región y sus cámaras empresariales, Sociedad Rural de Rafaela, CEPIAS y diferentes empresas, los equipos profesionales, científicos, técnicos y consultores del INTI, el INTA, la UTN, la UCSF, del Programa de Competitividad ACDICAR BID FOMIN, los medios de comunicación de Rafaela y la región, la comunidad educativa, las empresas de servicios públicos provincial EPE y ASSA, el Colegio de Arquitectos, la Fundación Potenciar, Junior Achievement, la Fundación Hábitat y Desarrollo, y la Fundación de Investigaciones Energéticas y Medio Ambientales. También ha sido de mucha importancia la participación del Honorable Concejo Deliberante de Rafaela, el Consejo Consultivo Social de Rafaela, el Foro Ambiental Regional, y el financiamiento recibido desde la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, la Dirección Nacional de Preinversión del Ministerio de Economía de la Nación, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, y el Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, Secretaria de Energía de la Nacion, Agencia de Cooperacion Japonesa, la Red argentina de municipios frente al cambio climático,  sin los cuales este programa no hubiera podido dar sus primeros pasos.

FIN DE SEMANA SUSTENTABLE.

Este fin de semana, en conmemoración del día mundial del ambiente, se desarrollarán 2 actividades gratutitas. El sábado 8 a las 16.00 en la plaza Sargento Cabral de la Plaza Pizzurno se presentará el grupo Stereopop, que a través del lenguaje musical promueve en los más jóvenes actitudes responsables para el cuidado del ambiente. Y el domingo 9, a partir de las 14.30, se abrirán las puertas del Arboretum (ubicado en Av. Tatamentti, en el Predio de la Escuela de Formación Laboral Nº2082), en donde los visitantes podrán recorrer el lugar y se realizará un homenaje a la escritora rafaelina Elda Massoni.

Leave a Reply

(required)

(required)