Programa de Eficiencia Energética

7 de mayo de 2013

La empresa Marengo podrá ahorrar el 15 % de la energía que consume.

Se trata de la primera experiencia en la provincia del Programa de Eficiencia Energética impulsado por Fisfe y la Secretaría de Energía de la Nación.

La fábrica de golosinas rafaelina Marengo fue una de las empresas, junto a otras 24 de todo el país, que participó en la primera etapa del Programa de Eficiencia Energética que están desarrollando en conjunto la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Secretaría de Energía de la Nación y cuya finalidad es la elaboración de un diagnóstico que les permita evaluar la reducción de costo energético, mejorar la oferta desde la demanda y ser más amigables con el medio ambiente.

La iniciativa se lleva adelante mediante auditorías, practicadas por especialistas en la materia, en las mismas plantas de producción y como resultado se obtiene un informe con consejos y recomendaciones para la formulación de proyectos concretos de eficiencia energética que se puedan materializar tanto desde el punto de vista técnico como financiero. El 90 % del costo del trabajo se cubre con la donación realizada por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente, en tanto que el 10 % restante corre por cuenta de la empresa.

“Marengo tomó conocimiento de esta valiosa herramienta a través del Centro Comercial e Industrial que la promociona junto al municipio en el marco de su programa ambiental Rafaela + Sustentable; nos inscribimos y tuvimos la suerte de ser seleccionados”, contó a El Litoral Ignacio López, gerente de Planta de la productora de caramelos.

López indicó que, entre los motivos para ser elegida para formar parte de esta experiencia piloto, se destacaron “la experiencia previa que teníamos en el uso racional de la energía, porque desde hace mucho tiempo nos estábamos preparando para algo así y era lo que nos faltaba para completar nuestro proceso de uso eficiente de la misma; y por las características y el tamaño que la hacen una Pyme tipo, pero también por la trayectoria en el mercado, por la visión de crecimiento que tenemos a futuro y por estar dentro de aquellas empresas que quieren mejorar y crecer permanentemente”.

“El equipo auditor estuvo conformado por ocho especialistas que trabajaron durante tres jornadas unas diez horas diarias para realizar una evaluación exhaustiva de las instalaciones, la infraestructura, los principales equipos y los valores de consumo tablero por tablero, línea por línea y equipo por equipo”, manifestó.

“La elaboración del diagnóstico se llevó a cabo en el mes de septiembre pasado y en diciembre nos presentaron el informe que consta de 103 páginas”, expresó.

“Durante este tiempo llevamos a la práctica las propuestas que no necesitaban de inversiones como por ejemplo modificar la frecuencia de limpieza de los filtros de los equipos de aire, la instalación de un sistema de recupero del condensado de la caldera para no tener que volver a calentar el agua y producir vapor, también destinamos algunos recursos en un equipo economizador en las unidades de tratamiento de aire que son las que inyectan aire frío a algunos sectores de la planta y al cambio de luminarias por equipos de mayor tecnología y mayor ahorro”, contó López.

“Asimismo, incorporamos otras cuestiones que eran sencillas y no requerían una inversión importante como ajustar algunos parámetros de consumos, de presiones o fugas de aire por las cañerías que fueron detectados por los equipos de alta tecnología y con el conocimiento de los técnicos que nos visitaron”.

“Respecto de aquellas reformas para las que es necesaria una inversión importante estamos esperando un programa de financiamiento que el Estado se comprometió a poner a disposición de las empresas cuando se realizó la presentación oficial del programa con una línea de crédito a tasa fija anual del 9 % y de hasta un millón de pesos. El informe también determina el período de tiempo en que se recupera esa inversión”.

“En concreto, el beneficio de aplicar todas las mejoras sugeridas nos significaría un ahorro anual de energía, en promedio, de un 15 % (17 % de gas y 13 % de suministro eléctrico). Para tener una idea es el equivalente a reducir el costo de dos facturas por año, un número por demás de importante para cualquier Pyme que nos permite ser más competitivos y tener precios más bajos al tener menores costos”.

Fuerte impulso de los industriales santafesinos

La segunda etapa del Proyecto de Eficiencia Energética fue presentado la semana pasada en Rosario y Santa Fe ante 130 industriales locales.

“Estos diagnósticos son herramientas válidas para lograr eficiencia y productividad y estamos trabajando para que haya una importante participación de empresas santafesinas”, destacó Carlos Bertone, presidente de la entidad fabril.

El costo del estudio es solventado en un 90% por el programa y solamente queda un 10% a cargo del empresario industrial. “Esos caminos de búsqueda de eficiencia, y sobre todo en el campo de la energía, concretan los postulados de nuestra Federación: la competitividad no depende de una sola variable, sino de la interrelación sistémica de varios factores, y el uso eficiente y racional de la energía es uno de esos factores”, planteó Bertone y a renglón seguido remató: “Para completar un ciclo virtuoso, también es necesario que la oferta de energía sea eficaz, confiable, suficiente y con precios competitivos.

El proyecto, en su primera etapa, denominada experiencia piloto, estuvo conformada por 25 empresas de diversos tamaños, pertenecientes a distintos sectores en diferentes regiones del país, en las cuales se realizaron diagnósticos de desempeño energético que permitirán la formulación de proyectos concretos de eficiencia energética. La segunda etapa del proyecto, denominada fase principal, consiste en extender la experiencia piloto sobre alrededor de 300 empresas.

FUENTE: DIARIO EL LITORAL. Corresponsalía Rafaela. 3 DE MAYO DE 2013.

Leave a Reply

(required)

(required)