Una tarde diferente en el Arboretum

16 de abril de 2013

La Directora de la Escuela de Formación Laboral, María Claudia Tomaso, nos contó acerca de las actividades que realizan dentro de la entidad: “Tres veces al año realizamos una feria en donde se venden todos los productos que hacen los chicos de la escuela, tales como dulces, conservas, artesanías y panificación. Y todos los 2dos domingos de cada mes, el Arboretum está abierto a la comunidad.” Dicho Arboretum corresponde al proyecto presentado por la institución para “Rafaela: 200 años, 200 ideas”. “Ahora hay un grupo, que son los Amigos del Arboretum, quienes, todos los meses organizan distintas actividades, y entre ellas está esta visita del grupo Zoolidarios por primera vez” cuenta María Claudia. Varios miembros del grupo de Amigos del Arboretum acercaron detalles sobre este espacio: “La Escuela Especial de Formación Laboral presentó un proyecto sobre la creación de un Arboretum. Este proyecto fue seleccionado y así fue que ccomenzamos la construcción. Se trata de un jardín con especies autóctonas que representen los ecosistemas de la provincia de Santa Fe, con un recorrido temático para que los chicos tengan acceso”. En la tarde de ayer, el Arboretum contó con la visita del grupo “Zoolidarios”. Su creadora y coordinadora es Stella Maris Galván, profesora de la facultad de Ciencias Veterinarias, quien tiene a su cargo dos cátedras: Anatomía Veterinaria, una materia troncal de la carrera, y Actividades de Terapia Asistidas por Animales, que se trata de una materia optativa de la misma carrera. El grupo “Zoolidarios” es un voluntariado de zooterapia, formado por un grupo de voluntarios universitarios, quienes brindan actividades asistidas con animales para personas con capacidades diferentes. Dicho grupo obtuvo el Premio Abanderados de la Argentina Solidaria en el 2011. “Somos 100 solidarios, 15 docentes, muchos profesionales de las instituciones con las que trabajamos y muchos animales” comienza contando Stella Maris, y continúa “tenemos por lo menos 30 perros, de distintas razas y estirpes. Nosotros descubrimos en el perro la habilidad para interactuar con las personas. Pero también trabajamos con gatos, muchos redores (una nutria, cobayos, conejitos de la india, hámster, herbos, chichillas y conejos de distintos tipos), con aves (patos, loritos), un burro, cabras y cerditos o terneros guachos.” El grupo va a diferentes instituciones tales como Centros de día, en los cuales trabajan realizando estimulación temprana para niños pequeños, luego con grados más grandes y finalmente con Centros de Inserción Laborar. “Realizamos actividades recreativas y educativas. Las educativas responden a una planificación y un contexto curricular. Por ejemplo se trabaja con el tema alimentación, y con ese tema podemos trabajar mucho considerando que los animales se alimentan de diferentes maneras, y luego las maestras trabajan todas las semanas con ese tema” explica Stella Maris. “Cuando las personas tienen discapacidades profundas, vamos simplemente a pasarla bien, paseando animales, los cepillamos, todos se ríen, contamos anécdotas, los bañamos cuando hace calor, entre otras”. ¿Existe alguna diferencia entre la persona que se crió con animales y la que no lo hizo? “Los animales son una fuente interminable de estímulos. Una persona que se cría sin animales se perdió la posibilidad de crecer con alguien que interprete sus estados de ánimo, que te haga compañía, que te espere, te extrañe, añore que vuelvas, que se banque todos tus estados de ánimo, que siempre esté dispuesto a jugar. Me parece que el animal te permite desarrollarte afectiva e intelectualmente de manera integral. Y siempre digo que nunca haría una investigación donde, sabiendo lo bueno que es criarte con un animal, expondría a un chico a que se críe sin animales, porque me parece poco ético, porque sé lo beneficioso que es criarse con animales. Y el que no tuvo la posibilidad se pierde una parte maravillosa de la vida” destaca Stella. ¿Cómo explicas el vínculo que se genera entre las personas y los animales? “Para explicarlo hay que llevar a nuestra etapa más primitiva la condición biológica, porque nosotros somos, antes que personas, seres vivos. En algún momento de nuestro desarrollo pasamos por la etapa animal, que luego se perfecciona. O sea que hay una cuestión que es instintiva en la que todos nos entendemos.”

Estas actividades, como así también la concresión del Arboretum, cuentan con el apoyo de la Secretaría de Servicios, Espacios Públicos y Medio Ambiente, y el Programa de Rafaela+Sustentable de la Municipalidad de Rafaela.

Fuente: Diario Castellanos. Fecha: 16-04-2013

Leave a Reply

(required)

(required)