El S.U.M., la “joya” del Relleno Sanitario

1 de febrero de 2013

Por Andrés Racchella. Con algunos inconvenientes y ocasionales contrapuntos, el Relleno Sanitario ocupó sin duda un lugar emblemático en materia de obras y acciones concretas en favor de un medioambiente sustentable. Y de la disposición, reciclado y reutilización de residuos.

Una de las construcciones que se erigió en el predio y que honró los objetivos planteados fue el Salón de Usos Múltiples.
La obra se concretó a fines de 2011 con el objetivo de potenciar la exhibición y prestaciones de una estructura con materiales reutilizados.
Y sobre la cual poco se ha informado hasta el presente. Sus dimensiones: 7 metros de ancho, por 15 metros de largo y una altura de 3.30 m. La sala incorporó criterios de la arquitectura sustentable. Cuyos principios se basaron en la utilización de criterios bioclimáticos y en la regla de las “3R”: reducir, reutilizar y reciclar.
Fue recubierta con una “piel” de pallets de madera del tipo industriales, colocados de forma geométrica y orgánica, donados por las empresas de la ciudad. Para prolongar su vida útil, fueron impregnados por un potente solvente protector de la intemperie.
Al ingresar a su interior, resultó notable percibir las prestaciones en cuanto a luminosidad, acústica y aislación térmica. Las prestaciones sorprendieron teniendo en cuenta la inexistencia de conexiones eléctricas. Conforme a las explicaciones recabadas por este cronista, amén de las directas apreciaciones, las claraboyas solares proporcionaron luz natural. Y la ventilación natural se generó a través de una corriente de aire producida por el ingreso entre las aberturas de los pallets.
Utilidad
Desde su terminación, el espacio ha sido utilizado como lugar de encuentro, reuniones, capacitaciones y para las actividades y visitas guiadas de contingentes. En su mayoría de escolares. Con una capacidad de hasta unas 40 personas cómodamente ubicadas, para un futuro se pensó como posible establecimiento de un museo del reciclado.
En el marco del plan “residuos x juegos” (que también dotó de juegos infantiles a varios espacios verdes de la ciudad), la multinacional “Coca Cola” participó aportando 25 sillas, 3 pupitres y 1 escritorio.
La Sala SUM se propuso en el marco de las primeras acciones tendientes a consolidar el Parque Tecnológico de Reciclado (PTRR).
A este último respecto vale recordar que el Concejo, a finales de 2012, aprobó la radicación de las primeras empresas “verdes” en el nuevo y particular complejo industrial.
Fuente: Diario Castellanos Rafaela. 28-01-2013.

Leave a Reply

(required)

(required)