Programa Crecer Juntos

1 de octubre de 2012

Juan Cruz es bien pequeñito pero jugaba con la mini regadera de plástico que, simbólicamente, lo define como el padrino de un lapacho amarillo, por lo que deberá cuidarlo como un guardián. Darle agua cuando el arbolito tenga sed, quitarle las hormigas y controlar que se mantengan bien atado al palito tutor para que puedan crecer juntos de ahora en más. Para testimoniar ese compromiso se llevó una placa que deberá colocar al ladito nomás de su ahijado y un certificado que podrá mostrar para probar el grado de parentesco.
Como Juan Cruz, otros 66 niños pasaron a retirar ayer la regadera, la placa y los certificados por el espacio verde ubicado en Alvarez y Avenida Santa Fe del barrio Villa del Parque -a orillas de las vías- durante un acto que significó una nueva edición del Programa Crecer Juntos que la Municipalidad de Rafaela puso en marcha hace 15 años.
“Este año plantamos 3.056 árboles en toda la ciudad”, destacó el intendente Luis Castellano al brindar un breve mensaje para dimensionar la importancia de tener una política activa en materia del arbolado público. En ese acto por la entrega de certificados del programa Crecer Juntos, el jefe del Gobierno local agregó que “la idea es llegar a tener un árbol por habitante” a la vez que explicó que en Rafaela hay 100 mil personas y poco más de 90 mil árboles.
Quizás Juan Cruz, con sus rubios pelos y cachetes bien coloraditos por el sol, no comprendió completamente su nueva categoría de padrino, pero se mostró muy interesado en jugar con la regadera aunque también pudo disfrutar de una tarde a pleno sol que incluyó la actuación de un clown y de un malabarista y la posibilidad de divertirse en cualquiera de los tres castillos inflables armados en el sector.
Y mientras el pequeño protagonista de esta crónica jugaba aquí y allá, Castellano afirmó que todos quieren “una ciudad verde, con más oxígeno y menos humo”. Además, puntualizó que en “estos momentos en los que hay un desprecio por la vida es importante que nosotros plantemos árboles, que es una forma de apostar a la vida”.
El Programa Crecer Juntos surgió hace 15 años por iniciativa de Corina Schiavoni, una vecina de la ciudad que propuso y logró que el Municipio ponga manos a la obra -la primera vez en el parque del barrio Villa Podio-. El objetivo buscado es establecer un vínculo entre los niños y los árboles, desde la primera infancia, inculcando valores esenciales como el respeto, el cuidado y la preservación del ambiente.
Este año, el Plan de Biodiversidad y Verde Urbano del municipio, en el marco del Programa Rafaela+Sustentable, decidió retomar el Programa con 67 nuevos padrinos, que en realidad ya tienen los arbolitos plantados en sus casas, aunque ahora podrán agregarle la placa.
El Intendente Castellano estuvo acompañado en esta informal ceremonia por la secretaria de Servicios, Espacios Públicos y Medio Ambiente, Mónica Garrappa, quién este año se encargó de retomar la implementación de este programa, el secretario de Cultura, Marcelo Allasino y la propia Corina Schiavone, entre otros.
Las especies seleccionadas fueron: Palos borrachos, Ceibos, Lapachos, Pinos elliotti, Fresnos, Ciruelos de Jardín, Plátanos y Tilos. Para participar del programa los papás de los niños completaron un formulario con algunos meses de anticipación. Personal del departamento de Espacios Verdes y Mantenimiento Urbano se encargó de implantar las especies, para asegurar que se haga de manera correcta y en el lugar indicado, ya que en ediciones anteriores del programa se han presentado algunos inconvenientes respecto a estas cuestiones.
“Con el Programa Crecer Juntos los niños se suman a esta importante iniciativa para la ciudad, que contribuye a incrementar el arbolado público, patrimonio de todos los rafaelinos y legado para las futuras generaciones. El proceso debe ser compartido y acompañado por el grupo familiar, núcleo de formación de la persona, transmisor de principios y normas”, resaltaron desde la Municipalidad.
En la cartelería instalada en el espacio público se podía leer una leyenda que sintetiza el espíritu de esta propuesta ciudadana: “Cada árbol que nace es una vida que debe cuidarse y respetarse como la de nuestros hijos”.

Fuente: Diario La Opinión.

Leave a Reply

(required)

(required)